sábado, 30 de noviembre de 2013

Marwan





Hace un par de años fui con dos amigas a El Savor para ver a Marwan.Estaba tan emocionada después del concierto que me animé a comprar el libro.
En la primera página encontré este poema.

EMPEZAR A EXPLICARLO

No sabría por donde empezar a explicarlo.
Yo venía embalado de un amor sin agujeros que se fue agrietando por culpa de
algunas faldas que se anunciaban como diciendo aquí estarías mejor.
Me vi con veintitantos imaginando
que ya no desnudaría otro cuerpo diferente.
Entonces pude haber seguido el ejemplo
de los hombres que mantienen el instinto al ralentí, olvidar los bares y sus
muchachas, pero la piel me pedía huracán y delirio.
Ya no llegaría a viejo con ella.
Cambié los sueños por los deseos
y rompí la vida en cien mil trozos
por la promesa de unos labios ajenos
intentando convencerme de que no era así, pensando que habría un fácil viaje
de vuelta.
Quizá os imaginéis el golpe.
A la segunda mujer hacía un año que la conocía.
No pude evitar nada y solapé dos sentimientos, el calor de una con el fuego
de la otra.
Fui dos hombres durante un tiempo,
el que buscaba seguridad
y el que pinchaba los airbags.
Por entonces, un tipo ,y esto es verdad,me dijo:
Marwan, si tienes un tigre delante
puedes hacer dos cosas:huir o luchar (y matarlo). Las dos están bien.
Lo que no puedes es quedarte quieto
porque te destrozará.
Y durante meses me quedé quieto,
dudando entre el calor y el fuego,
el calor y el fuego,
la rutina o el desastre.
Mi madre también me habló:
Hijo mío, a veces lo mejor es enemigo de lo bueno.
Y yo ya no entendía nada.
Entretanto bajé a los suburbios de mí mismo, esos lugares que invitan al
placer pero no a la reflexión y mientras besaba a quemarropa cada seis
minutos me preguntaba si no sería mejor volver a mis veintipocos, al amor
confortable, al cuerpo cotidiano, esa plácida comarca sin sobresaltos donde
el placer te lo brinda la seguridad y no el riesgo, volver en definitiva a
mi chica, a las emociones pacíficas, utilizar la copia de seguridad de mi
pasado.
Con el tiempo entendí que ni lo uno ni lo otro me convenía pero ya nunca
regresé al hogar.
Me decanté por la llama de un amor
que se resistía a tener adjetivos.
Así ella y yo comenzamos
una de esas historias de cara o cruz
con la moneda siempre girando en el aire y todos los castillos de arena.
Un amor ambiguo donde siempre
era la víspera de todo
pero difícilmente el día de nada.
Un viaje tan a destiempo
que nunca llegamos al mismo sitio
sin que uno de los dos llevara encendidas las luces de reserva de su
corazón.
Y así mi calle ya nunca más
hizo esquina con París.
Si os soy sincero, lo más jodido de todo es no saber qué sucedería si
volviera a sentir lo mismo y tuviera que escoger entre el cuerpo al que amo
y el cuerpo que me hace arder.
No sé, no lo tengo claro.


viernes, 29 de noviembre de 2013

Sobre la universidad


En estos cuatro años de universidad he estudiado algo de matemáticas, química y biología. He aprendido a poner un rotavapor, me he peleado con la Orgánica, he rascado un examen hasta llegar a un cinco y mi Bonnier ha sufrido tanto como yo con la botánica.

A cup of jo
He ido a clases particulares y me he desquiciado con la química farmacéutica. He aprobado cuatro asignaturas gracias a Licesio y he aprendido a copiar.
He cazado mariposas con Pablo a las ocho de la mañana y he cenado Mcdonalds al salir de Goyo.




Y supongo que de tantas horas en Zacut y noches en Libreros al final, algo he aprendido.
Dicen, que la universidad son los mejores años de la vida, que de allí te llevas a un puñado de buenos amigos con los que volverás a encontrarte y sentirás que el tiempo no ha pasado, recordarás aquellas tardes en la Plaza Mayor con un helado en la mano y las noches de la Imprenta, el sol de un día veintiocho de noviembre camino de Van Dyck y la charanga de fondo.

La universidad sirve para “espabilar” y para darte cuenta de todo lo que hace una madre.
Te das cuenta un domingo cuando hay una torre de platos para fregar y restos de la fiesta del día anterior, te das cuenta cuando tienes más ropa en el cesto que en el armario y cuando llegas a casa muerto de hambre y la nevera hace eco.


Empiezas a llevar ropa sin planchar. a comprar marca blanca y a comer pizza más a menudo. A pesar de todo, no se si son los mejores años de la vida, pero son geniales.

PD: Ayer fue la fiesta de la facultad y me hubiera encantado estar en Salamanca.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Olivia Locher



Estas son algunas de las fotografías tan originales de Olivia Locher y su proyecto I Fought the Law



olivia locher, how to brush your teeth (2013)





Olivia Locher (1990) se ríe de la ridiculez oculta en las leyes estatales y en las ordenanzas de diferentes ciudades y localidades de su país con I Fought the Law (Yo luché contra la ley): una colección de fotos en las que se salta normas sin sentido...  Vía http://blogs.20minutos.es/trasdos/tag/olivia-locher/


Olivia Locher, I Fought the Law (2013)
In Hawaii coins are not allowed to be placed in ones ears.
En Hawai no se permite llevar monedas en las orejas

Olivia Locher, I Fought the Law (2013)
In Connecticut In order for a pickle to officially be considered a pickle, it must bounce.
En Connecticut.Para que un pepinillo para ser considerado oficialmente un pepinillo, debe rebotar.

Olivia Locher, I Fought the Law (2013)
In Alabama it’s illegal to have an ice cream cone in your back pocket at all times. 
En Alabama es ilegal tener un cono de helado en el bolsillo de atrás


miércoles, 27 de noviembre de 2013

Contigo


Murad Osmann fotografiando a su novia por todo el mundo,romanticismo elevado a la enésima potencia


















"Viajar a Marte
o al cuarto de la plancha.
Pero contigo"

Poema de Luis Alberto de Cuenca

martes, 26 de noviembre de 2013

Te quedas un día en casa y llega la Navidad


El sábado post-discotreno fue un día de casa. El domingo, ya recuperadas salimos a tomar nuestro ya mítico café-cerveza.
A CUP OF JO

La cara de sorpresa al llegar a Vittorio Emmanuele y ver las luces, la pista de patinaje, los puestos que vendían adornos para los árboles de Navidad y el olor a castañas asadas. Tiendas de chucherías, escaparates con todo preparado y puestecillos ambulantes que anunciaban crepes.
Todo el mundo estaba al tanto de que la Navidad había llegado (bastante anticipada) a Pisa y Corso Italia estaba lleno de gente. Camino y yo felices de la vida pensando : ¡Te quedas un día en casa y mira la que montan estos pisanos!
El café se alargó a un panuozzo para enseñar a nuestras visitas sevillanas lo bien que comemos en Italia. Yo, que me sienta mal el queso fuerte,me pedí el de quattro formaggi. Eso si ¡estaba buenísimo!

Con domingos así cuestan menos la semana :)


lunes, 25 de noviembre de 2013

Blanca


A veces ocurre. Escuchas una canción en bucle hasta que te cansas de ella, va sonando todo el día en tu cabeza hasta que ella sola se ralla. Mi banda sonora ahora mismo es Blanca.

"Blanca llega hasta mi mente,

jura que ella es diferente
y es hermosa hasta en su forma de mentir.
Quién sabrá lo que ella sueña,
lo que siente y lo que enseña,
la razón por la que permanezco fiel..."









Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y me he puesto un poco moñas...ayer leí esta frase que me pareció preciosa:

"Por eso se que trabajar diez horas diarias tiene sentido cuando tienes alguien a quien contárselo cuando llegas a casa"  
Lo que la cerveza a la resaca

domingo, 24 de noviembre de 2013

El mundo




Corridoni está lleno de gente, esta ha sido una semana de visitas.
Para que nuestros invitados se fueran de Pisa con un buen recuerdo nada mejor que un discotreno clandestino a Florencia.

Eramos treinta personas, el tren salía a las 21:32 dirección Sta Maria Novella. Y para no perder la costumbre…sin billete.
Había dos opciones: Que el revisor nos bajase del tren o que nos multase.

Llegando a Empoli apareció el esperado revisor, noss miró, sonrió y dijo :"Si vosotros OK yo OK" y atravesó nuestro vagón con una sonrisa mientras la gente aplaudía.




Y me acordé de un post de Ana Milán en el que decía:

El mundo no es un sitio inseguro, el mundo no lo forman los políticos ni la mafia, el mundo no tiene fechas de entrega ni de caducidad, no son los asesinos ni los que hacen daño
El mundo somos tú y yo, somos los que tenemos sueños y los que no entendemos nada pero aún así nos levantamos, somos los que lloramos viendo una peli y nos reímos a carcajadas en cuanto hay una ocasión, el mundo son tus padres y los míos, aquellos que emigraron a Alemania para que en su casa no faltara nada, somos los que compartimos una canción en silencio porque su letra nos emociona. El mundo es Sabina y Bruce, es Dalí y sus locuras, es Machado y su poesía.

El mundo son estos detalles tan pequeños que te sacan una sonrisa y te alegran un viernes por la noche.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Como la vida misma

Fotografías de Quentin de Briey, son como la vida misma, reflejan la naturalidad de lo cotidiano. Y son preciosas
















(Esta foto me encanta. Es cualquier piso Erasmus en Italia, con su bici en medio del pasillo)

viernes, 22 de noviembre de 2013

Enero en la playa






Nos pasamos la mitad del año esperando a que llegue el verano y otros seis meses quejándonos de que se ha ido. Pero en realidad, el invierno está lleno de cosas buenas, bonitas y baratas.

-Como que haga frío


 “Quiero hablar del frío:
El frío es bueno para tomar café.
Para acostarse,
Para hacer el amor,
Para que nos digan “tienes las manos frías”
Para fumar y para no salir del cuarto”



Yo no puedo estar más de acuerdo, es tiempo de pijama y moño, de chocolate o café, de abrigos, de jerseis de lana.
Es tiempo de llegar a casa helado y acurrucarte en un radiador, de una ducha caliente y sábanas recién planchadas, es tiempo de libro y de ponerse sombrero.






-Como viajar a Francia y encontrarme con mis amigas de la facultad



-Como la nieve
Despertarse un día y que esté todo nevado. Vestirse rápido e ir a comprar el periódico, ser el primero en estrenar la nieve, hacer bolas, compactarlas mucho para que no se te deshaga en el camino, dar un paseo con ese sol que va convirtiendo la nieve en agua y acabar tomando el blanco.


-Como la comida:

Las lentejas, el puré, los fréjoles, el cocido, la sopa, el olor a castañas asadas…esto es invierno.

-Como que llegue Navidad.

En la tele vuelven a poner Love Actually, los supermercados se llenan de turrón, regresan los anuncios de juguetes a la televisión, empiezan a encender las luces por las calles, la ilusión de los niños y un avión que vuelve a casa.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...