viernes, 22 de noviembre de 2013

Enero en la playa






Nos pasamos la mitad del año esperando a que llegue el verano y otros seis meses quejándonos de que se ha ido. Pero en realidad, el invierno está lleno de cosas buenas, bonitas y baratas.

-Como que haga frío


 “Quiero hablar del frío:
El frío es bueno para tomar café.
Para acostarse,
Para hacer el amor,
Para que nos digan “tienes las manos frías”
Para fumar y para no salir del cuarto”



Yo no puedo estar más de acuerdo, es tiempo de pijama y moño, de chocolate o café, de abrigos, de jerseis de lana.
Es tiempo de llegar a casa helado y acurrucarte en un radiador, de una ducha caliente y sábanas recién planchadas, es tiempo de libro y de ponerse sombrero.






-Como viajar a Francia y encontrarme con mis amigas de la facultad



-Como la nieve
Despertarse un día y que esté todo nevado. Vestirse rápido e ir a comprar el periódico, ser el primero en estrenar la nieve, hacer bolas, compactarlas mucho para que no se te deshaga en el camino, dar un paseo con ese sol que va convirtiendo la nieve en agua y acabar tomando el blanco.


-Como la comida:

Las lentejas, el puré, los fréjoles, el cocido, la sopa, el olor a castañas asadas…esto es invierno.

-Como que llegue Navidad.

En la tele vuelven a poner Love Actually, los supermercados se llenan de turrón, regresan los anuncios de juguetes a la televisión, empiezan a encender las luces por las calles, la ilusión de los niños y un avión que vuelve a casa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...