lunes, 18 de noviembre de 2013

ROMA es amistad al revés




Madrugar un viernes no está mal, sobre todo si tienes la maleta hecha para irte a Roma.
Siete y cuarto en la Stazione Centrale y una mezcla de gente que llegaba de Akuaketa y otros con legañas.
Discotreno, cerveza, croissants, limoncello, Baileys y tras cuatro horas Roma nos recibía lloviendo.

Una multitud de paraguas salio de Termini para buscar el hostal, Mcdonalds, café y andiamo!!

Colosseo, más lluvia, más vino y más canciones. Megáfono encendido, otra botella de vino blanco.Vittorio Emanuele



Plaza España.



Con los pies empapados y haciendo malabares para llevar el vaso, el paraguas y la botella llegamos a la Fontana de Trevi.
Estábamos borrachos, estábamos en Roma, estábamos de Erasmus y en la fontana. Tiramos la moneda por eso de la tradición pero realmente ¿qué más podíamos pedir?
Éramos felices.


Metro de vuelta al hostal, ducha y más limoncello.
Hora de cenar. Yo solo pensaba en mi madre diciendo “El que come y canta un sentido le falta”

Y empezó la noche. El auténtico ICE. Todos los erasmus de Italia en una discoteca (Veloce llegó tarde), encontrarse con gente de Salamanca, con Nacho, hablar con gente que aún no conocía, botellón, bailes, bastante cansancio y mucho ron.

Panino, metro y tacones en la mano.Buenas noches




Cuatro cafés y cuatro croissants para que se levantaran mis amigas, cuatro ibuprofenos y “pa´ti es la vida mi niña”
Andamos una hora para hacer un poco de hambre y llegamos a uno de mis sitios favoritos de Roma: Trastevere. La comida del Carlo Menta se convirtió en un café torero.



Vino blanco,vídeos, canciones y grabaciones de voz, pasear por  Trastevere, café, copa con hielos, galletas de Gullón, un sevillano y un exnovio.


Amanece domingo de resaca en la ciudad eterna. Cerramos la maleta y al Vaticano…no podíamos más.El ICE había pasado factura. Sacamos el plano y organizamos el día…imposible. Nuestro cansancio hizo que solo llegásemos hasta el Castillo de San Angelo, foto de rigor, piadina y café.



Nos han quedado tantas cosas de ver…el ICE es lo que tiene, que todo no se puede. Pero no hay mal que por bien no venga…ya tenemos excusa para volver.

Por fin “vueltatreno” y siesta.

“He descubierto que no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien que hacer un viaje con él” Mark Twain.


Ahora las quiero más que antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...