martes, 30 de diciembre de 2014

Inventario 2014


He vivido en Italia y en España. En los dos sitios he sido muy feliz pero en los dos sitios he echado de menos las cosas que se quedaban en el otro país.


Cuando vivía en Italia echaba de menos mi casa, mis amigos y mi familia. Fueron unos meses divertidísimos en los que DISFRUTÉ en mayúsculas porque la vida allí era relajada, se aprobaba fácil, nunca teníamos un duro pero salíamos casi todos los días.
Cuando vivía en España echaba de menos la vida de Pisa. La felicidad era esto, escribí un día nostálgica en una servilleta mientras tomaba un capuchino en Corso Italia.
Alguien que es mucho más listo que yo me dijo un día que un Erasmus se echa de menos porque no se puede repetir. Nunca puedes estar con la misma gente, en la misma ciudad, en el mismo bar a la misma hora. Y aunque intentes repetirlo no será igual, porque tú no serás el mismo.

Durante el invierno viajé a Florencia varias veces, hice los primeros exámenes orales en italiano, los martes el Aperitivi en Caino, los miércoles preguntaba ¿Cuándo abren Bazeel?, los jueves tomaba copas sin hielos en el mítico Akuaketa y los viernes esperaba a que Adrián hiciera pasta para comer con lo que nos quedaba en la cocina. 
Engordé, viajé a París con mis amigas de la facultad, conocí Airbnb y lo recomiendo muy mucho, celebré cumpleaños con panettone, conocí Verona; Venecia; Burano y Padua, me disfracé de hippie y me fui a Viareggio, despedí a Alejandra (aunque pasó más tiempo en Italia que en Sevilla), volé a Alemania, recibí visitas, diluvió mientras paseaba por Florencia, bebí limoncello, tomé helados aún cuando no me apetecían, mezclé menta con Nociolla por pura curiosidad, viajé en tren por la Toscana, volví a Luca, a Siena y a Livorno.


Con la llegada de la primavera y el buen tiempo viajé a Sevilla, me vestí de gitana y disfruté de la feria como una sevillana más. Recorrí Italia de norte a sur desde Pisa hasta Roma, de Roma a Nápoles, de Nápoles a Calabria, de Calabria a Mesina y de Mesina a Catania viendo como el país iba cambiando a lo largo del trayecto. ¿Qué voy a decir del Evento Nazionale? :)


Volví a España a hacer un examen que suspendí, me emocioné cuando el Córdoba subió a primera, nos pasamos tres días de fiesta, celebré mi cumpleaños un dieciséis de junio con la famosa Luminara pisana y me sentí la mujer más afortunada del mundo, me bañé en el Mediterráneo, achuché durante los meses de verano porque tenía que volver con el libreto firmado, transformamos el cuarto de Neme en nuestra sala de estudio y aprobamos, me pasé muchas tardes de sobremesa con mis compañeras de piso y ahora esa tontería la recuerdo como algunos de los mejores ratos de este 2014.

Vinieron Claudia, Bele y Pau. Pasamos un día inolvidable en Cinque Terre sintiéndonos las protagonistas del anuncio de Estrella Damm, cerré por última vez la puerta de Corridoni 94 y volví a casa un poco triste con tanta despedida.


Deshice maletas y cajas. Me bañé en el pantano, en la piscina y en el Sardinero. Pasé tiempo con mi madre y con mis amigas. Viajé a Gijón y comí un cachopo del que me sigo acordando. Me enamoré de Córdoba, de Cádiz, de los cordobeses y los gaditanos. Volví al calor de Sevilla. Me di cuenta de que hay cosas que no se olvidan aunque tardes en volver. 

Regresé a Salamanca, compartí (comparto) piso con otras cuatro amigas y aunque pensaba que iba a ser una casa de locos ahora mismo creo que no podría estar mejor. Conocimos Ávila, abrieron un Provenzal debajo de nuestra casa y tuve que saltarme las clases de inglés para inaugurarlo. Redirecciona tu gps mental y dirígete a tu casa. Saray vivió en Lisboa y antes de que se fuera ya teníamos billete para ir a visitarla. Pasé algún finde necesario en Madrid hablando de lo humano y lo divino. Hice de anfitriona, fue la última capea, el último día de clase, la última Nochevieja universitaria, la última fiesta de Farmacia...se puso de moda la palabra último últimamente.



En 2014 me equivoqué, aprendí, me saqué las castañas del fuego algunas veces, me puse nerviosa, bailé, canté, vi a Sabina, discutí, destrocé dos móviles, me sentí orgullosa de mis amigas cuando empezaron a trabajar, escribí en el blog, suspendí estudiando y aprobé sin estudiar, hice muchos amigos, no aprendí a ahorrar, disfruté de la Navidad y también eché de menos a los que no están, planeé viajes para 2015 y fui bastante feliz la mayor parte del tiempo.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Somos lo que hacemos



"Eres los libros que lees, las películas que has visto, la música que escuchas, la gente que conoces, los sueños que persigues, las conversaciones que mantienes. Eres el sonido del océano, un soplo de aire fresco, un destello de luz en la más profunda oscuridad. Eres el conjunto de experiencias que has tenido a lo largo de tu vida. Eres todos y cada uno de tus días. Eres tu mismo plasmado en un mar de conocimientos e historias. Deja que las palabras corran a través de tus venas y los colores llenen tu mente"

Este texto lo encontré aquí. Somos el conjunto de experiencias que nos van dando forma con los años. Somos porque nos han enseñado a ser. Somos lo que somos cuando nadie nos ve.
Somos el resultado de haber reído y haber llorado. De tener familia y buenos amigos, de haber querido y haber sido querido.

¡Qué tengáis un feliz puente! Yo me lo voy a pasar en casa estudiando : ( pero seguro que entre tanto aburrimiento doméstico de finde largo se me ocurren nuevas ideas para la próxima semana y vuelvo con algo que contar.

martes, 2 de diciembre de 2014

DICIEMBRE

Kinfolk

De manera personal diciembre son (posiblemente) mis últimos exámenes, el último día de clase, despedidas y reencuentros. Es un buen mes porque Glo, Rafa, Pieras y A.Veloce nacieron en él.
Es la Conjura de los necios, el libro con el que empecé diciembre y Magia a la luz de la luna, la nueva película de Woody Allen que se estrena este viernes. Blue Jasmine, Vicky Cristina Barcelona y Midnight in Paris son tres razones (de manera personal) para ir al cine.


De manera general la Navidad lo ocupa todo. Empezamos acumulando lotería, porque esto no es un anuncio y nadie nos cobrará veintiún euros el día veintidós, compramos turrón con el que endulzar el café de media tarde, regalamos calendarios de Adviento y flores de Pascua, vestimos jerséis gorditos con cuello alto, llenamos la agenda de comidas y cenas, disfrutamos la sobremesa, despilfarramos, nos gusta desenvolver y regalar del mismo modo.

Durante esta época lo perdonamos casi todo, disfrutamos de los amigos y la familia, de las conversaciones alrededor de una mesa, nos quejamos menos, no nos cansamos de dar abrazos de bienvenida, ni del trajín de estaciones; aeropuertos y maletas.
Diciembre son postales a ti que vives lejos, coronas de Navidad y luces que nos hacen olvidar el frío, es Bridget Jones, Solo en casa y Love Actually. Ya sabes... "Solo porque es navidad -y en navidad se dice la verdad- que para mi eres perfecta y mi destrozado corazón te amará hasta que estés así"

Posiblemente el mes venga con nieve, con planes para 2015 que nunca haremos, ni dejarás de fumar, ni adelgazarás tres kilos, ni volarás a Amsterdam la próxima primavera. Pero si no hubiera buenas intenciones ya no sería navidad.


En resumen, diciembre son vacaciones e irnos de copas "sin querer" un martes cualquiera sólo porque te echaba de menos. Pasear apuntes de casa a la biblio y de la biblio a los bares. Volver a ganarte al tute como cada Nochevieja, y si no, hacer trampas o impugnar la partida.

Alargar la navidad, arreglarnos de vestido y pintalabios para festejar y despedir el año, olvidarnos un ratillo del móvil, ponernos esa sonrisa boba que todos llevamos, sacar el papel de regalo del altillo, comer más dulces en un mes que en el resto del año, reencontrarnos en los bares por casualidad, anuncios de colonia, hacer balance (habrá segunda parte), chimeneas y películas de antena 3 donde la navidad y el amor siempre triunfan. Porque prefiero la guerra contigo que el invierno sin ti, y esto también es diciembre.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Rifle Paper Co.


Aprovechando que la temporada de regalar está a la vuelta de la esquina, hoy voy a hablar sobre Rifle Paper Co., una marca americana de papelería y regalos fundada por Anna Bond, una ilustradora que adorna una gran variedad de productos con sus dibujos llenos de colorido y naturaleza.  Acompañándolos con tipografías vintage. Actualmente tiene una linea en la que colabora la autora e ilustradora francesa Garance Doré.


A través de su página web puedes comprar libretas, calendarios, carcasas para el móvil, postales. ¡Incluso tatuajes temporales!. 
También puedes personalizar los productos para una ocasión especial como el día de tu boda, cumpleaños o para tener un detalle con alguna chica. ¡Le va a encantar! 
Puedes pasarte por su página web simplemente por visitarla porque es realmente bonita.
*Tiene un descuento del 30% hasta el lunes con motivo del Black friday. 


lunes, 24 de noviembre de 2014

Para los que dudan



Un día te despiertas y te das cuenta que no has escrito un libro, no has ganado ningún premio, no has viajado a otro continente, no sabes como es un atardecer en África ni has recorrido Australia.
Has estado demasiado ocupado en ser una persona perfeccionista, en seguir el camino marcado porque pensaste que era el correcto y te has transformado en una persona gris que se olvida de usar la imaginación, de ser creativa y de hacer estupideces de vez en cuando.
No dejas que esto suceda. Cambia de dirección, no permitas que nadie te diga lo que tienes que hacer, elige el lugar donde quieras pasar el resto de tu vida y pelea por ello. Apunta a la luna, ni siquiera tu mismo sabes lo lejos que puedes llegar.


*Un vídeo y un texto inspiradores para los que (al igual que yo) dudan. ¡Qué tengáis un buen inicio de semana!

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Sara Herranz



Sara Herranz es una ilustradora tinerfeña licenciada en Comunicación Audiovisual que comparte a través de las redes sociales diferentes ilustraciones de trazos sencillos en blanco y negro, donde la mujer tiene un papel principal. Están cargadas de feminidad a través de prendas de ropa, recogidos, labios de color rojo y melenas despeinadas.

Sus dibujos representan a una mujer moderna, inteligente, irónica e independiente. En alguna entrevista dijo que simplemente dibujaba a la mujer que quería ser.
La descubrí a través de instagram y me hice fan de sus dibujos (a menudo acompañados por microrrelatos que tampoco tienen desperdicio), me río con ellos, me siento identificada y me alivia pensar que soy una chica de lo más normal que le preocupan las mismas cosas que al resto del mundo. 
















¿Os gusta? Puedes seguirla en Facebook o instagram donde comparte muchas más imágenes!
Hablando de ilustraciones: Ciudades del mundo segun Miroslav Sasek y Hacer caso a Mr.Wonderful

lunes, 17 de noviembre de 2014

Dolce far niente


Il dolce far niente o lo dulce de no hacer nada es una expresión italiana que nos recuerda la importancia de ser un poco vago, de bajar el ritmo de la vida, encontrar tiempo para no hacer nada y disfrutar de ello.

Dejar de sentirnos culpables cuando no aprovechamos al máximo, dedicarnos a la vida contemplativa, cambiar el trajín de lo cotidiano por la lectura, una película, un baño de espuma... Disfrutar de nuestros pequeños placeres, esos que nos sacan una sonrisa de oreja a oreja, aún cuando son las cosas más banales que puedan existir.
Aflojar, dejar de hacer cosas que no te apetecen, tomarte tu tiempo y mantener tu propia calma.
Me repetiré Dolce far niente al menos una vez al día y disfrutaré de ello. ¡Qué tengáis una buena semana!

jueves, 6 de noviembre de 2014

Lo insignificante



Todos echamos de menos algo. Extrañamos una ciudad, un ex-novio, un hogar, nuestra familia, los amigos o tu pareja que vive a cientos (o miles) de kilómetros. Extrañamos a diario y de forma continua.

Lo que añoras es su forma de preparar el café, la manera de mesarse la barba cuando está pensando, su voz al nombrarte, el color de sus labios cuando tiene frío, su canción favorita, sus manías, la forma de abrocharse la camisa o atarse los zapatos, su cara de lunes, lo gracioso que está cuando se toma un par de copas o cuando canta mientras conduce.

Echas de menos las discusiones de miércoles para decidir que película vais a ver en el cine, el olor de su jersey, lo concentrado que está cuando ve fútbol y lo feliz que se pone cuando marca su equipo, que al final, acaba siendo el tuyo.

Extrañas su noviembre y su mes de julio, su forma de mirarte cuando te pones guapa, el moreno y el sol en su cara, su manera de pedir perdón por ser tan despistado o su forma de abrazarte cuando lleváis días (o meses) sin veros.
Añoras su sonrisa y también cuando ríe a carcajadas. Lo ensimismado que está cuando lee el Marca, su manía de mojarse por no llevar paraguas, su indignación cuando ve el telediario y los recuerdos que quedan de los viajes que habéis compartido.

Echamos de menos lo insignificante, lo cotidiano, lo que no apreciamos durante el día a día. Al final lo esencial, lo necesario, lo realmente importante es invisible a los ojos y será lo que extrañes cuando él ya no esté.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Annie Leibovitz

Annie Leibovitz de nacionalidad estadounidense es la fotógrafa mejor pagada del mundo. Es famosa por retratar a diferentes celebridades y ha trabajado para revistas como Rolling Stone, Vanity Fair o Vogue.

Ha capturado a John Lennon desnudo abrazado a su mujer, a Demi Moore embarazada de siete meses, a Isabel II mirando hacia Londres desde el Palacio de Buckingham, a Keith Haring recreando uno de sus murales ( Si vienes a Pisa, ya sabes), Bush, los Obama, Woody Allen o nuestra Pe, entre otros. Estos son algunos de los retratos más famosos de la artista. Mi favorito es el primero, Cate Blanchett en bicicleta con esa sonrisa ¡Me encanta!.














* Otro fotógrafo que me encanta es Quentin de Briey. ¡La naturalidad de lo cotidiano!

viernes, 31 de octubre de 2014

La gente que me gusta



Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, los que arriesgan lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos.

Me gusta la gente que con su energía, contagia. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos. Los que piensan y meditan internamente.

Me gusta la gente con personalidad, la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera

Me gusta la gente agradecida de estar viva, los que regalan sonrisas y ayudan sin esperar nada a cambio. Los que entienden que el mayor error es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor, que nunca deja de ser aniñada. La gente justa con su gente y consigo misma.

La sensibilidad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la felicidad, la confianza, el agradecimiento, los sueños, el arrepentimiento y el amor son cosas fundamentales para llamarse gente. Con gente como esta me comprometo para lo que sea. A estos les llamo mis amigos.

Este texto son fragmentos de La gente que me gusta de Mario Benedetti que he cortado, pegado y desordenado a mi antojo para hablar de mi gente. 

lunes, 27 de octubre de 2014

Un año en viernes



Ayer, veintiséis de Octubre vidaenviernes cumplió un año y me puse a pensar en todo lo bueno que ha ocurrido durante este tiempo, lo que he contado en el blog y lo que no. Abrir un blog te hace refrescar los recuerdos, a veces gusta releer lo escrito hace meses y volver a sentir la misma sensación que el día que lo viviste.
Hace tiempo leí: Escribe, no sabes cuando empezará a fallarte la memoria.

Al principio hice un blog como algo personal, una especie de diario online donde guardar las cosas buenas que estaba viviendo. Definitivamente Pisa marcó mi vida en muchos aspectos, vidaenviernes es uno de ellos.
Más tarde les conté a mis amigas más cercanas que tenían un blog, que podían leerme cuando me echaran de menos y después se lo conté a todo chichibirichi, abrí una página en Facebook y enlacé mi blog con mi cuenta de Instagram.

Y he de decir que este rinconcito en el que escribo lo único que me ha traído son cosas buenas. Gracias a ti que estás leyendo esto, al que alguna vez se ha metido por aquí a ver que digo. ¡Es tan gratificante!

Pequeños detalles que para mi son un mundo como que entre copas a las tantas de la mañana alguien se acerque a decirme que me lee siempre, que le gusta mucho mi blog, que cuando me presenten a alguien diga: ¡Eres videnviernes! O cuando mi madre me escribe: Muy bonito el blog… y tres palmadas de whatsapp que aplauden con ganas. Porque aunque me de corte en el momento me hace muchísima ilusión. Gracias.

miércoles, 22 de octubre de 2014

El estilo de Blanca




Blanca Suárez no necesita presentación. Ocupa revistas, televisión y cartelera tanto por su vida profesional como sentimental.

En 2013 hizo un 7 días/ 7 looks para Vogue España que confieso haber intentado copiar en más de una ocasión. El pasado año empezó con un blog del que no soy una lectora muy fiel, pero visito de vez en cuando, sobre todo por sus looks de día llenos de camisas de cuadros, deportivas, vaqueros de cintura alta ( En una ocasión decía que los que mejor sientan los venden en Topshop) y chupas de cuero, prenda sobre la cual ha escrito varios post.

Cuida mucho los detalles y nos muestra manicuras, maquillajes y todo tipo de complementos como anillos, sombreros de fieltro, pendientes o gafas de sol a través de esa ventana que es instagram.



Me gusta Blanca por su sencillez, por un estilo desenfadado e imitado, por la naturalidad que desprende y porque comparte nombre con una de mis canciones favoritas.
Y tú ¿Dónde buscas inspiración a la hora de vestir?

*Hace un tiempo hablé sobre el parecido de Annie Hall y Clara Lago en el 7 días/7 looks que protagonizó. Más recientemente sobre el encanto francés de Jane Birkin y sobre mi estilo Este Otoño.


jueves, 16 de octubre de 2014

El síndrome del cuarto de vida


Después de ver este vídeo indagué un poco más y "descubrí" que realmente existe la crisis de los veintitantos, fue Abby Wilner quien acuñó este término por primera vez en 1997. 
El síndrome del cuarto de vida se caracteriza por sentir que uno no es suficientemente bueno, que no está preparado, por la inseguridad del futuro inmediato, por sentir que en ocasiones la vida no avanza...


Cuando llega el final de los estudios universitarios te sientes demasiado confuso ¿Y ahora qué?.¿Todo lo que he aprendido en estos años es insuficiente? Ahora necesito un máster y necesito experiencia. El mundo, en realidad, no es tan sencillo como hasta entonces creía, si no que es duro y competitivo.

Temo equivocarme, me pregunto ¿hacia donde quiero ir? pero luego me asusto al darme cuenta que ni siquiera se donde estoy ahora, me siento confusa. ¿Estoy aprovechando mi juventud? ¿Son estos los mejores años de mi vida? o ¿simplemente, me dejo llevar por la corriente que nos arrastra a todos? No quiero ser conformista, ni tampoco quiero ser mediocre.


La crisis de los veintitantos también se caracteriza por periodos de soledad o desilusión.

Eres el único dueño de todas tus decisiones. Hay consejos, claro que los hay (malos, buenos y mejores) pero siempre temes equivocarte. No existe mayor preso que el que duda entre varias puertas abiertas.
Ahora, nuestras decisiones tienen consecuencias que repercutirán en los años. Tú eres el único responsable de tus elecciones y a menudo te sientes solo aún estando rodeado de gente. Te das cuenta de que ya no eres el mismo, incluso, a veces, ni tu mismo te comprendes. Echas de menos ser niño, pero al fin de cuentas tu vida es la casa que tus padres amueblaron, pero donde solo vives tú.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...