viernes, 3 de enero de 2014

Cosas que pasan en Enero

Lo primero que me ha traido Enero son dos entradas para ver a Quique González el día seis.
En realidad quien tiene la "culpa" es Belén que siempre tiene buenos planes que ofrecerme, como la cena del pasado jueves después de tres meses sin vernos.

Ahora en mi ordenador suena Delantera Mítica en bucle. En concreto,Las chicas son magníficas y ahora rescato La luna debajo del brazo y me gustaría estar "...conduciendo hacia El Puerto de Santa María con tus piernas ardiendo en el salpicadero"

Lo mejor que me ha traido el nuevo año es un viaje a París el próximo Febrero.
Después de un mes de conversaciones de whatsapp intentando cuadrar fechas y horarios, hemos conseguido lo imposible y las nueve amigas de la facultad pasaremos cuatro días (y mucho frío) en la ciudad del amor.

En mi Lista de cosas bonitas para regalar (por si lo leen los reyes) uno de los regalos era un viaje a París.Y mis reyes (que siendo uno solo es Melchor,Gaspar y Baltasar a la vez) se ha adelantado unos días para traerme este regalo regalazo.Y ahora me dedico a leer blogs sobre París por poco dinero con Edith Piaf de fondo.


ArtistryInt

 También me trae un billete de vuelta a Italia.Y no me quiero ir,y a la vez me muero de ganas.

Funiculi Funiculá

Estos días (de comidas familiares,de acabar de dormir lo de Nochevieja,de empezar a estudiar y salvar el cuatrimestre como buenamente puedas) tengo el horario cambiado y me dan las mil y una y me dedico a leer a My Little Pleaschhures de principio a fin. Muero de ganas de ir a Tarifa, a Croacia y de leer La trama nupcial (ya hablé de Las cosas que me recomienda Andrea y tiene razón)

Y descubro que viene Andrés Calamaro a Madrid y yo en Italia...pero no se puede estar en misa y repicando.

También,en estos dias de recuperación y de relax descubrí cosas tan bonitas como este fragmento de El indomable Will Hunting

 Si te pregunto algo sobre arte, me responderás con datos de todos los libros que se han escrito. Miguel Ángel, lo sabes todo: vida y obra, aspiraciones políticas, su amistad con el Papa, su orientación sexual... lo que haga falta. Pero tú no puedes decirme cómo huele la Capilla Sixtina. Nunca has estado allí y has contemplado ese hermoso techo. No lo has visto. 


 Si te pregunto por las mujeres, supongo que me darás una lista de tus favoritas. Puede que hayas echado unos cuantos polvos... pero no puedes decirme qué se siente cuando te despiertas junto a una mujer y te invade la felicidad.

Si te pregunto por la guerra, probablemente citarás algo de Shakespeare: "De nuevo en la brecha amigos míos". Pero no has estado en ninguna. Nunca has sostenido a tu mejor amigo entre tus brazos esperando tu ayuda mientras exhala su último suspiro.

 Si te pregunto por el amor, me citarás un soneto. Pero nunca has mirado a una mujer y te has sentido vulnerable. Ni te has visto reflejado en sus ojos. No has pensado que Dios ha puesto un ángel en la Tierra para ti, para que te rescate de los pozos del infierno, ni que se siente al ser su ángel. Al darle tu amor, darlo para siempre. Y pasar por todo, por el cáncer. No sabes lo que es dormir en un hospital durante dos meses, cogiendo su mano, porque los médicos vieron en tus ojos que el término horario de visitas no iba contigo. No sabes lo que significa perder a alguien. Porque sólo lo sabrás cuando ames a alguien más que a ti mismo. Dudo que te hayas atrevido a amar de ese modo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...