miércoles, 26 de marzo de 2014

Los amigos


Antes de coger el bus para ir al aeropuerto una de mis amigas me dijo : ¡Escribe algo en el blog, que hemos venido a verte! 

Me ha encantado la visita, a pesar de la lluvia y el frío. Me gusta hacer de anfitriona, que me oigáis hablar italiano, comer helados después de comer, mojarnos el pelo por no movernos, compartir paraguas, pasear por Luca, hacernos fotos, esperar a que escampe en la Piazza de la Signoria y ver el arco iris en la Piazza de Miracoli.


Pero realmente lo que me gusta de vosotras es lo agradecidas que sois cuando os hago el desayuno por las mañanas, los coloretes cuando lleváis dos Morettis de más, que digáis palabras en italiano, daros la "tabarra" con que quiero ir a Lisboa y que os subáis al carro, la cara de agobio que ponéis cuando os digo ¿Qué vais a hacer el próximo año? y esa contestación borde (pero con cariño):  Paula no agobies que no tenemos ni idea.



Los buenos amigos son un poco "espejo". Porque se parecen, piden lo mismo en un bar, leen los mismo blogs y comparten libros, faltan a clase los lunes y tienen resaca los domingos.

Los buenos amigos dicen las cosas claras y saben lo que estás pensando solo con mirarte, permiten que les llames con apodos ridículos, no se cansan de oír tus historias, te pasan buena música y son fieles con sus "Me gusta" en instagram, no porque salgas bien, simplemente se alegran de verte aunque sea desde el móvil.

Son las que se toman una cerveza a tu salud porque has aprobado esa asignatura que te daba dolor de cabeza y las que te desean suerte para tu último examen. Siempre confían en ti, incluso cuando es la tercera vez que te presentas al examen de conducir.

Miran tu última conexión los domingos al despertar y saben perfectamente donde has estado. Te conocen mejor que nadie y saben que "ese tipo" te gusta más de lo que dices.

Son aquellas que te preguntan por tu madre, que llegan a tu casa sin avisar y son bienvenidas, son las personas con las que tienes conversaciones serias y estúpidas y las primeras en felicitarte el día de tu cumpleaños. 
Puedes pasarte una hora sin hablar sin que ese silencio sea incómodo, se apuntan a cualquier plan y a cualquier viaje, te prestan dinero cuando estás "tiesa" y te pagan la antepenúltima para que no te vayas a casa.

Una amiga de verdad es aquella que hace un trabajo de investigación sobre cualquier cosa que te interese, te manda fotos de cualquier tontería esperando tu aprobación, las conversaciones de whatsapp están llenas de sevillanas y te dice las cosas que nadie se atreve a decirte, aunque a veces duelan.
Siempre desea lo mejor para ti.

Los buenos amigos te conocen bien, hacen ensalada sin tomate y dejan un cuarto de tarta de queso sin mermelada para que disfrutes del postre. 
Los buenos amigos son una familia que nos permitimos elegir. 



A Ana, Elena y Andrea por venir a verme. A Saray, Sonia y Marta por las ganas que tengo de verlas.


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...