viernes, 31 de octubre de 2014

La gente que me gusta



Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, los que arriesgan lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos.

Me gusta la gente que con su energía, contagia. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos. Los que piensan y meditan internamente.

Me gusta la gente con personalidad, la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera

Me gusta la gente agradecida de estar viva, los que regalan sonrisas y ayudan sin esperar nada a cambio. Los que entienden que el mayor error es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor, que nunca deja de ser aniñada. La gente justa con su gente y consigo misma.

La sensibilidad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la felicidad, la confianza, el agradecimiento, los sueños, el arrepentimiento y el amor son cosas fundamentales para llamarse gente. Con gente como esta me comprometo para lo que sea. A estos les llamo mis amigos.

Este texto son fragmentos de La gente que me gusta de Mario Benedetti que he cortado, pegado y desordenado a mi antojo para hablar de mi gente. 

lunes, 27 de octubre de 2014

Un año en viernes



Ayer, veintiséis de Octubre vidaenviernes cumplió un año y me puse a pensar en todo lo bueno que ha ocurrido durante este tiempo, lo que he contado en el blog y lo que no. Abrir un blog te hace refrescar los recuerdos, a veces gusta releer lo escrito hace meses y volver a sentir la misma sensación que el día que lo viviste.
Hace tiempo leí: Escribe, no sabes cuando empezará a fallarte la memoria.

Al principio hice un blog como algo personal, una especie de diario online donde guardar las cosas buenas que estaba viviendo. Definitivamente Pisa marcó mi vida en muchos aspectos, vidaenviernes es uno de ellos.
Más tarde les conté a mis amigas más cercanas que tenían un blog, que podían leerme cuando me echaran de menos y después se lo conté a todo chichibirichi, abrí una página en Facebook y enlacé mi blog con mi cuenta de Instagram.

Y he de decir que este rinconcito en el que escribo lo único que me ha traído son cosas buenas. Gracias a ti que estás leyendo esto, al que alguna vez se ha metido por aquí a ver que digo. ¡Es tan gratificante!

Pequeños detalles que para mi son un mundo como que entre copas a las tantas de la mañana alguien se acerque a decirme que me lee siempre, que le gusta mucho mi blog, que cuando me presenten a alguien diga: ¡Eres videnviernes! O cuando mi madre me escribe: Muy bonito el blog… y tres palmadas de whatsapp que aplauden con ganas. Porque aunque me de corte en el momento me hace muchísima ilusión. Gracias.

miércoles, 22 de octubre de 2014

El estilo de Blanca




Blanca Suárez no necesita presentación. Ocupa revistas, televisión y cartelera tanto por su vida profesional como sentimental.

En 2013 hizo un 7 días/ 7 looks para Vogue España que confieso haber intentado copiar en más de una ocasión. El pasado año empezó con un blog del que no soy una lectora muy fiel, pero visito de vez en cuando, sobre todo por sus looks de día llenos de camisas de cuadros, deportivas, vaqueros de cintura alta ( En una ocasión decía que los que mejor sientan los venden en Topshop) y chupas de cuero, prenda sobre la cual ha escrito varios post.

Cuida mucho los detalles y nos muestra manicuras, maquillajes y todo tipo de complementos como anillos, sombreros de fieltro, pendientes o gafas de sol a través de esa ventana que es instagram.



Me gusta Blanca por su sencillez, por un estilo desenfadado e imitado, por la naturalidad que desprende y porque comparte nombre con una de mis canciones favoritas.
Y tú ¿Dónde buscas inspiración a la hora de vestir?

*Hace un tiempo hablé sobre el parecido de Annie Hall y Clara Lago en el 7 días/7 looks que protagonizó. Más recientemente sobre el encanto francés de Jane Birkin y sobre mi estilo Este Otoño.


jueves, 16 de octubre de 2014

El síndrome del cuarto de vida


Después de ver este vídeo indagué un poco más y "descubrí" que realmente existe la crisis de los veintitantos, fue Abby Wilner quien acuñó este término por primera vez en 1997. 
El síndrome del cuarto de vida se caracteriza por sentir que uno no es suficientemente bueno, que no está preparado, por la inseguridad del futuro inmediato, por sentir que en ocasiones la vida no avanza...


Cuando llega el final de los estudios universitarios te sientes demasiado confuso ¿Y ahora qué?.¿Todo lo que he aprendido en estos años es insuficiente? Ahora necesito un máster y necesito experiencia. El mundo, en realidad, no es tan sencillo como hasta entonces creía, si no que es duro y competitivo.

Temo equivocarme, me pregunto ¿hacia donde quiero ir? pero luego me asusto al darme cuenta que ni siquiera se donde estoy ahora, me siento confusa. ¿Estoy aprovechando mi juventud? ¿Son estos los mejores años de mi vida? o ¿simplemente, me dejo llevar por la corriente que nos arrastra a todos? No quiero ser conformista, ni tampoco quiero ser mediocre.


La crisis de los veintitantos también se caracteriza por periodos de soledad o desilusión.

Eres el único dueño de todas tus decisiones. Hay consejos, claro que los hay (malos, buenos y mejores) pero siempre temes equivocarte. No existe mayor preso que el que duda entre varias puertas abiertas.
Ahora, nuestras decisiones tienen consecuencias que repercutirán en los años. Tú eres el único responsable de tus elecciones y a menudo te sientes solo aún estando rodeado de gente. Te das cuenta de que ya no eres el mismo, incluso, a veces, ni tu mismo te comprendes. Echas de menos ser niño, pero al fin de cuentas tu vida es la casa que tus padres amueblaron, pero donde solo vives tú.

martes, 14 de octubre de 2014

LISBOA

Lisboa es melancólica, nostálgica, romántica, turística y transitada. Viaja en tranvía, suena a fado y descansa sobre el Tajo.

Tranvía 28, el más antiguo del a ciudad

He tenido la suerte de pasar este finde largo en la capital portuguesa. He vuelto cansada y sin un duro, pero completamente enamorada de la ciudad.

DÍA 1
Amanece Lisboa a las ocho de la mañana cuando mi tren nocturno llega a la estación de Oriente donde desayuno café y un pastel de Belém e incluso la cafetería de la estación toma cierto encanto. Es el encanto que toman las cosas desde los ojos del turista.

Al poco me reúno con Sonia y cogemos un tren a Sintra de la cual Lonely Planet y minube nos han contado maravillas.
Palacio Nacional de Sintra

Sintra es una ciudad de cuento sobreexplotada por el turismo. Visitamos El Palacio Nacional, El Castelo dos Mouros y el Palacio da Pena. ¡Es una pasada! pero tuvimos que ver la ciudad a medias debido a que las entradas a los monumentos rondan los diez euros (14 € El Palacio da Pena y ningún descuento para estudiantes).


El otoño cubría los caminos de hojas, los bosques estaban preciosos y la ciudad escondía hortensias en cada esquina. Antes de regresar a Lisboa hicimos una parada en la famosa pastelería A Piriquita donde probamos los travesseiros y las queijadas, estas últimas estaban tremendas!!

DIA 2
Uno de los éxitos del viaje ha sido hacer el freetour desde la Plaza Luis de Camoes hasta la fotografiada Plaza del Comercio. De este modo no solo conocimos la ciudad si no entendimos el por qué de las cosas, descubrimos las historias que no cuentan las guías de viaje.
Plaza del Comercio

Más tarde conocimos los miradores de la Alfama. La Alfama es a Lisboa lo que Montmartre a París y Trastevere a la ciudad de Roma. Un lugar que invita a guardar el mapa y perderte entre sus callejuelas. Sin rumbo fijo y sin un horario marcado.
Desde Portas do Sol

Mirador Santa Luzía

Pasando por la Plaza del Comercio de camino al hostal nos encontramos con la Lisboa Fashion Week, un evento lleno de bloggers, revistas, regalos, modelos y gente guapa. Serendipity, las mejores cosas llegan por casualidad.

DIA 3
Con un poco de resaca nos fuimos en busca de LX Factory. Lo de en busca es literal porque estaba bien escondido. Habíamos oído hablar de esta zona en alguna revista y a través de alguna foto en instagram pero poco sabíamos de este lugar.
Es un barrio donde todo es bonito. Todo. Allí están las cafeterías con los mejores croissants, tiendas de ropa donde te lo comprarías todo, restaurantes donde familias ideales toman el brunch en platos monísimos… jeje ¡Una pasada! ¡De verdad!
El barrio está presidido por Ler Devagar, una librería espectacular que vende libros en portugués e inglés. Un lugar mágico.


Desayuné un café y un croissant que recordaré durante mucho tiempo!!

Leer es volar

*Otra librería mágica está en París (Shakespeare and Co), yo la conocí el pasado mes de Febrero.

Pasamos la tarde en Belém (lluvia, viento y frío incluidos). Los pasteis de nata que tomamos después nos hicieron olvidar que teníamos los pies mojados.

En nuestras salidas nocturnas por el Barrio (Alto) , donde había un ambientazo!, conocimos restaurantes como The Decadente ¡De revista!
 
The Decandente

*Otro de los éxitos del viaje fue coger un hostal en el Barrio Alto.

DIA 4
En nuestra última mañana en Lisboa paseamos sin rumbo fijo. Como ya teníamos los deberes hechos (ya habíamos visto los “imprescindibles”) descubrimos tiendas como Mini by Luna, la Chocolatería Equador o Luvaria Ulisses, donde Sira Quiroga compra los guantes durante su estancia en Lisboa.


Para despedirnos de la ciudad tomamos el último café en la famosa A Brasileira. Y fue así como dijimos adios a la ciudad de Pessoa, la ciudad de las buganvillas; los azulejos y el bacalao. El lugar donde fue posible hacer una revolución con flores.
Es aquí, en Lisboa donde la palabra saudade toma sentido “ Se puede echar de menos algo que aún no has perdido, se puede echar de menos Lisboa cuando aun no te has ido”



***Gracias a mis amigas por ser tan buenas compañeras de viaje! Y por compartir una escala de prioridades en la que está primero conseguir una entrada para un concierto que comprar un paraguas  ;)

miércoles, 8 de octubre de 2014

Viajar



Viajar es cambiarse de gafas, hacer de tu mente un sitio más amplio que entiende la diversidad de colores; sabores y razas, descubrir la belleza que se esconde en lo diferente, enriquecerte por dentro, escapar del tedio que envuelve lo cotidiano.
Comprender que el mundo es un lugar con infinitas posibilidades y sentirte vivo al recorrerlo.

Aprender sin estudiar y no olvidarlo, sentirse en casa a miles de kilómetros, crecer, coger experiencia, inquietarse. Encontrarse curioso, aventurero, tolerante, libre, pleno...

"Solo viajar es vivir, al igual que, al contrario, la vida es viajar" Jean Paul


viernes, 3 de octubre de 2014

El estilo de Jane Birkin






Cantante, actriz. It girl . Una combinación de lo sexy y  lo inocente.  De origen inglés y encanto francés.  Pelo lacio, eterno flequillo, rostro dulce y cuerpo delgado.

Si hay algo que la caracteriza es la naturalidad y sencillez. Su estilo, su forma de andar, de cantar, de vivir en definitiva.

Su vida sentimiental estuvo marcada por tres hombres. John Barry, Jacques Doillon y Serge Gainsbourg, con el que grabo El famoso Je t´aime moi non plus con el que consiguió escandalizar a medio mundo. A raíz de aquellos matrimonios nacieron sus tres hijas.

Shorts y minivestidos con los que lucía sus largas piernas. Bailarinas, botas altas e incluso pies descalzos en sus veranos en Saint- Tropez.
Pantalones acampanados de cintura alta, camisetas de algodón, abrigos de pelo y su inseparable cesta de mimbre colgada del brazo que años más tarde fue reemplazada por el bolso de la casa Hermès que lleva su apellido.

Un estilo atemporal y elegante. Ese “noseque” que todas queremos y pocas consiguen. 



Definitivamente se puede ser la persona más elegante del mundo con una camiseta blanca y pantalón vaquero. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...